Radio Yaravi

La Ibérica relanza su primer producto con etiqueta de colección

La empresa arequipeña trae de vuelta el empaque original de su tableta de chocolate a la taza lanzado hace más de 100 años.
No se pudo cargar

La tradicional fábrica de chocolates La Ibérica cumple este año su aniversario 111, y ha decidido extender la celebración a todos sus consumidores trayendo de vuelta su producto de origen. Se trata de la primera tableta de chocolate para taza, con la que Don Juan Vidaurrázaga Menchaca, fundador de la marca, construyó su legado.

La tableta viene acompañada de una etiqueta de colección, recreada con esmero y cariño para todos los amantes del chocolate. “Esta tableta es parte de la historia de la compañía. En ella podemos conocer algo sobre más sobre sus inicios y además el aspecto artístico de los primeros años del siglo XX en Arequipa”, indicó Bernardo Suárez Vivanco, gerente general de La Ibérica.

Como toda pieza de historia, la etiqueta colección también vendrá numerada y, en el lugar central del diseño, se podrá observar una llama, auquénido de los andes peruanos, primer símbolo de La Ibérica. “La llamita es un elemento distintivo de la marca hasta el día de hoy. Está presente en los empaques, tabletas y barras de chocolate que produce La Ibérica”, remarcó Suárez Vivanco.

Este producto de edición limitada ya está disponible desde la primera semana de diciembre en todas las tiendas de la marca a nivel nacional.

- Empresa familiar con más de un siglo de historia, tradición y autenticidad -

El legado de La Ibérica se construyó a partir de un batán de piedra para moler granos de cacao y del espíritu visionario de Juan Vidaurrázaga Menchaca. Fue en 1909 cuando el joven Juan daba inicio al sueño de una industria propia, tostando, pelando y moliendo él mismo los granos de cacao sobre una mesa con tablero de mármol.

La Ibérica nació con una tableta de chocolate para taza, la cual fue elaborada con 100% cacao Chuncho, traído desde Quillabamba, en Cusco. Este fue denominado por su fundador como “celebre”, incluso cuando no gozaba con el reconocimiento que tiene actualmente, como un cacao fino de aroma, el cual es utilizado por chocolateros a nivel mundial para la elaboración de chocolates premium.

Coméntanos