Radio Yaravi

Jueces de Sanción Penal impulsan terapias para prevenir reincidencia en delitos de violencia familiar

Nuevo Módulo Penal especializado dispone jornadas psicológicas y visitas de asistentes sociales a agresores sentenciados
No se pudo cargar

Imagen: Referencial

Los jueces del Módulo Penal para la Sanción de Delitos Asociados a la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, impulsan reglas de conducta como las terapias psicológicas y visitas sociales para los sentenciados por delitos leves que tienen penas suspendidas, sujetas a reglas de conducta.

La iniciativa de los magistrados busca mejorar la conducta del agresor a través del control de la ira, niveles de tolerancia y otras terapias que ayuden a los condenados por violencia familiar a evitar nuevas situaciones de conflicto y fundamentalmente y por tanto su reincidencia que podría llevarlos a penas efectivas de cárcel; según la nueva normatividad para estos casos.

Si el agresor sentenciado incumple las reglas de conducta dispuestas por el juez Penal, medidas de protección dictadas por el juez de Familia por un proceso de violencia familiar, al ser reincidente, éste nuevo hecho calificaría como un delito más.

Según el artículo 368° del Código Penal: “cuando se desobedece o resiste una medida de protección dictada en un proceso originado por hechos que configuran violencia contra las mujeres o contra integrantes del grupo familiar, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de 5 ni mayor de 8 años”.

- EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO -

 El equipo multidisciplinario de este nuevo módulo, coordina estas asistencias que ya disponen los magistrados para los sentenciados por violencia. Una vez que el equipo multidisciplinario recibe la comunicación del sentenciado a través del correo: emultidisciplinario.modulopenal@gmail.com o al 966004403, se los deriva a los profesionales respectivos. En caso, que este no se contacte con el equipo, se informará al magistrado sobre esta falta.

Las terapias psicológicas se efectúan de forma remota y las visitas sociales, serán de manera presencial al domicilio del agresor. Cuando se trata de personas con denuncias reiterativas, se les puede asignar una terapia de seis meses por cada 15 días para tener un cambio real de conducta en el imputado; mientras que otros casos, pueden ser cuatro sesiones, lo que dependerá de la evaluación que haga el especialista.

Coméntanos