Radio Yaravi

Compras compulsivas por coronavirus: La gente no piensa cuando entra en pánico colectivo

El psiquiatra Óscar Cabrera advirtió que este hecho podría generar otros problemas
No se pudo cargar

En el programa La Picantería de Radio Yaraví se abordó la problemática social que ha generado el coronavirus. El director del Hospital Moisés Heresi, Óscar Cabrera, definió como “pánico colectivo” lo que está sucediendo y que ha desbordado la actuación de las autoridades que también están deslegitimadas.

“La sociedad está enferma porque la familia también lo está. En familias descompuestas, en sociedades donde los políticos dicen una cosa y hacen otra, la población responde ante estos hechos con pánico colectivo. Sus tres cerebros se desconectan y solo funciona la parte de las reacciones primitivas”, refirió el psiquiatra.

El profesional advirtió que estas compras compulsivas generarán otros problemas, pues los ciudadanos seguramente se están endeudando, lo que provocará síntomas de estrés y será negativo para la salud.

“La gente reacciona con las neuronas en espejo, eso es lo que genera el pánico colectivo”, refirió.

Elías Rojas: “Se ha cambiado la racionalidad de las personas”

Para el sociólogo Elías Rojas, se ha perdido la racionalidad desde la política económica implementada por el gobierno fujimorista que se basa en el mercado y el crecimiento del espíritu egoísta de la sociedad. “Esto incluso ha sido trasladado a la academia con el concepto de competitividad”, dijo.

“No podemos adoptar mecanismos de mercado para solucionar estos problemas. Se debe implementar acciones de emergencia para la salud y la comercialización de los alimentos, sino vamos a tener condiciones de enfrentamiento y desesperación como lo que ya ha sucedido en los mercado acabando el papel higiénico, por ejemplo”, señaló el sociólogo.

Para el economista Jorge Lira, las reacciones sociales que se están observando con la compra compulsiva de los productos de primera y segunda necesidad va traer consecuencias económicas con la suba de los precios.

“El mercado funciona con distorsiones, el Estado no las regula adecuadamente. Aunque vivimos, según la constitución, en una economía social de mercado y hay organismos que deberían funcionar para controlar estas distorsiones no lo hacen”, comentó.

Coméntanos