Radio Yaravi

Arequipa: vendedores de helados D’Onofrio realizan plantón rechazando cierre de local

Trabajadores serán desalojados porque empresa no puede seguir pagando el alquiler donde guardan sus carritos. Solicitan dialogar con concesionario.
No se pudo cargar

Decenas de vendedores de helados D’Onofrio realizaron una protesta frente la calle Tacna y Arica, en rechazo de un posible desalojo, debido a que la empresa señaló que no puede continuar pagando el alquiler por encontrarse en pérdida.

Los manifestantes mostraron su malestar pues indican que vienen trabajando más de 30 años, y no les parece justo que sean reubicados a lugares más alejados, donde puedan guardar su carretilla.

Por su parte el dirigente de los trabajadores, Agustín Mamani, afirmó que quieren dividirlos en grupos de 8 a los 71 vendedores. “No lo vamos a permitir. No podemos ir hasta el Avelino que nos quieren mandar; no lo aceptamos”, reclamó.

HISTORIA DETRÁS DE LOS CARRITOS

Don Agustín Gamarra narró que vive en el distrito de Yura, por lo cual debe de salir a las 6:30 de la mañana, para llegar al local a las 8:00 a.m. y recoger sus helados.

Nosotros no tenemos contrato. Ellos nos dan una carreta sin llantas, nosotros lo compramos para poder ir a trabajar… También cada batería nos vende a 50 soles (sirven para mantener en la temperatura correcta a sus productos)”, dijo.

La cantidad que logran juntar por la venta de helados llega a un promedio de 50 a 60 soles. En esta pandemia nadie nos da trabajo, nosotros tenemos que generar el trabajo, para poder sostener a nuestra familia. Lo más triste es que cuando nos enfermamos, la empresa ni un sol nos da, lamentó

Otra de las manifestantes contó que ganan por porcentaje. “No tenemos un sueldo, CTS, no tenemos nada.  A veces no tenemos ni siquiera para comer, nos quitamos un pan de la boca para mantener nuestras carretas. Todo sale de nuestro bolsillo, el concesionario solo nos hace el favor de guardar el producto”, refirió

Dato: los vendedores de helado tienen desde 30 a 80 años.

 

 

Coméntanos