Radio Yaravi

Arequipa: inician intervención quirúrgica para separar a siameses

La intervención tendrá una duración entre 6 a 9 horas. Sus padres le rezan a Dios para que los pequeños salgan bien de la operación.
No se pudo cargar

Neytan y Dylan, los bebés siameses que nacieron en el hospital Goyeneche, son sometidos a una intervención quirúrgica para ser separados.

La intervención inició a las 8:15 a.m. de este 11 de octubre, con el apoyo de más de 24 profesionales de la salud. 

Preocupados, Luis Lozada y Keily Zambrano, le piden a Dios por el bienestar de sus hijos, señalaron que los últimos 50 días fueron de desesperación para ambos.

"El hospital se volvió para nosotros nuestro día a día, porque en la mañana te levantas y sabes que tienes que venir, pasas todo el día aquí y ya en la noche llegas a casa con la mente que al otro día tienes que volver a venir", expresó la madre. 

El padre de los pequeños, expresó el temor que sienten al ser una operación de alto riesgo, "lo que nos queda es esperar y encomendarnos a Dios", dijo. 

Asimismo, señalaron que llegaron al Perú con la ilusión de darle una mejor calidad de vida a sus hijos, ya que en su país natal (Venezuela), tenían muchas limitaciones.

Cualquier ayuda para la recuperación de los pequeños, puede comunicarse al: 925 132 671.

Operación de alto riesgo:

Los bebés prematuros llegaron al mundo con 36 semanas, unidos por la cadera; fueron sometidos a varias evaluaciones previas a la intervención quirúrgica. Se trata del primer caso de bebés siameses que son operados en Arequipa.

El director del hospital Goyeneche, Juan Herrera Chejo, informó que se trata de una operación de alto riesgo y tendrá una duración entre 6 a 9 horas.

"Cada uno de los procesos a los que van a ser sometidos los pequeños son de alto riesgo, y definitivamente tienen que estar monitorizados por el equipo que se encuentra en el hospital, nosotros vamos a estar a la expectativa de cualquier requerimiento", dijo. 

Asimismo, indicó que se destinaron 24 profesionales de la salud divididos en grupos de 8, compuesto por: un neurocirujano, un neonatólogo, un anestesiólogo, un cirujano plástico, un cirujano cardiovascular, enfermeras instrumentistas, enfermeras circulantes y un equipo de imagenología.

La intervención tendrá tres momentos claves: el primero se encargará de la separación de los bebés, es decir de la disección (corte) y del disecado de nervios (corte y separación de tejidos), por medio de una cirugia microscópica, a fin de evitar el sangrado. 

El segundo momento, inicia con los dos bebés separados, donde uno quedará a cargo del primer equipo y el otro estará en manos del segundo grupo. En esta etapa se aplicarán injertos de piel, para la reconstrucción de los tejidos con una duración de tres a cuatro horas.

En la tercera etapa, se esperarán 72 horas para evaluar la reacción de los pequeños, tras la operación.

"Hay tres procesos, el primero y mas riesgoso es la separación debido a la pérdida de sangre, por lo tanto la intervención para separarlos debe ser rápida, para evitar la pérdida de sangre de lo bebés, luego se les aplicarán injertos de piel para ambos pequeños", explicó el director del nosocomio, Juan Herrera.  

Lo que también preocupa al galeno, es la recuperación post operación, ya que Neytan y Dylan, fueron sometidos a anestesia general y deberán evaluar las secuelas que podría dejar la intervención quirúrgica.

Coméntanos