Radio Yaravi

Vigilante que asesinó a madre ya tenía dos denuncias

La relación que mantenían era tormentosa
No se pudo cargar

Ángel Quispe Capera, vigilante de una minera, fue denunciado en dos oportunidades por su pareja Neybet Rivadeyra Silva por agresión física, sin embargo las medidas de protección nunca se le otorgaron.

La mañana del último lunes Neybet fue asesinada por Ángel Quispe, quien la estranguló dentro de su vivienda en el distrito de Cerro Colorado, después de mantener una acalorada discusión en un forcejeo la asfixió por una presunta sospecha de infidelidad.

Los celos e indicios de infidelidad se incrementaron porque el vigilante revisó los mensajes que la víctima se enviaba con otras personas en sus redes sociales y le reclamó. Según cuentan los familiares del feminicida, las discusiones entre ellos eran constantes, pues Víctor la acusaba de ser infiel y pedía que se fuera de la casa de su padre.

La pareja vivió por varios años en Lima y hace cinco meses se mudaron a Arequipa, Rivadeyra era natural de la capital y Ángel del distrito de la Joya, ambos tenían dos hijas y un menor que era de Neybet con otro compromiso.

Según las investigaciones la mujer viajaba a la capital cada vez que se peleaba con su pareja y regresaba porque se reconciliaban, ya que no tenía familiares en la Ciudad Blanca.

Coméntanos