Radio Yaravi

Desalojan a humilde familia de casa donde vivieron toda la vida

Muebles, artefactos, ropa, alimentos hasta cuyes y patos terminaron en la vía pública.
No se pudo cargar

Beatriz Huamán Pariapaza  y uno de sus hijos Alen Cesar Lima, se resistieron a ser desalojados de la  vivienda que ocuparon por  años, se enfrentaron a la policía pero fueron repelidos. Al final todas sus pertenecías quedaron en la vía pública.

Aproximadamente a las 10:30 horas, 50 policías acordonaron el  ingreso y salida de la cuadra 25 de la avenida prolongación Mariscal Castilla de la Urbanización Pedro P. Díaz del distrito de Paucarpata. En ambas calles colocaron dos unidades de la Policía y en el centro se ubicó el llamado “Rochabus”. La orden de desalojo se dio y en medio de una humareda provocada por bombas lacrimógenas y disparos de perdigones fue colocada una escalera de metal por donde varios policías subieron para ingresar por el  techo de  la vivienda asignada con el número 2,513.

En medio del enfrentamiento por el desalojo, el hijo de Beatriz  resultó  con un corte en la cabeza siendo conducido en una ambulancia que esperaba en una de las calles aledañas. En la confusión, nadie sabía a dónde fue llevado. La policía logró  abrir la puerta de la vivienda y un grupo de “matones” contratados –según señalaron los vecinos- empezaron a sacar a la calle muebles, artefactos eléctricos, mesas, sillas, colchones, frazadas, ropa, y todo lo que encontraron al interior de esta vivienda, incluidas gallinas, patos, cuyes y otros animales menores.

Numerosos vecinos indignados reclamaron la actitud de la policía y del juez que ordenó el desalojo al que calificaron de abusivo y prepotente. Afirmaron que la señora Beatriz Huamán Pariapaza vivió toda su vida en esa vivienda dejada por sus padres, afirmación que fue corroborada por el señor Juan Meza Arce, uno de  los primeros dirigentes de esta urbanización de quien dijo fue entregada en calidad de donación por el benefactor Pedro P Díaz.

Se supo también que esta vivienda de  245 metros cuadrados fue presuntamente transferida por el abuelo de la señora Beatriz hace muchos años atrás. El supuesto beneficiado con esta transferencia hizo otro traspaso  complicándose la propiedad del mismo. La señora Beatriz Huamán afirmó que no tenía los documentos y título que demostrara que la casa era de su propiedad porque los habría extraviado pero que ya había empezado los trámites para obtener el título de propiedad.

Finalmente se conoció que el supuesto dueño seria el señor  Miguel Alarcón Chipana quien habría hipotecado la casa por 200 mil soles. Lo cierto es que la señora Beatriz Huamán Pariapaza se ha quedado en la calle. Allí dijo que dormirá esta y las demás noches junto a toda su familia hasta que las autoridades le hagan justicia. Los vecinos por su parte han prometido que a pesar de todo recuperaran esta vivienda.

 

Coméntanos