Radio Yaravi

Vocero de la Policía no descarta que agentes hayan usado perdigones prohibidos durante protestas

El general PNP Víctor Zanabria Angulo señaló que todos los hechos están en investigación
No se pudo cargar

El general PNP Víctor Zanabria Angulo, vocero de la Policía Nacional, no descartó que agentes hayan usado perdigones prohibidos (de plomo o canicas) para disuadir a los manifestantes durante la segunda marcha nacional desarrollada el último sábado.

Sin embargo, sostuvo que eso se verá luego de que concluya la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público.

“Si alguien haya usado estos artefactos será determinado por la investigación fiscal, pero reitero que la policía no tiene un protocolo donde se autorice el uso de estos dispositivosVamos a ver la verificación del Ministerio Público de acuerdo a la norma nacional y con eso determinar algún tipo de hecho delictivoVuelvo a advertir, estamos en proceso de investigación. Seamos responsables de esperar”, indicó.

El oficial de la PNP explicó que la institución policial no usa este tipo de perdigones letales desde el 2004. Además, señaló que existe un registro de policías que portan escopetas y que el Ministerio Público seguro verificará para determinar posibles responsabilidades

En conferencia de prensa, Zanabria Angulo fue consultado sobre las imágenes que muestran el uso de armas y bombas lacrimógenas por parte de agentes policiales contra los civiles y se le preguntó específicamente si la Policía Nacional puede hacer un mea culpa sobre lo ocurrido. Sin embargo, el oficial evitó hacerlo.

“Primero, hay todo un tema de registro de a quiénes se les entrega las armas", señaló. Luego, prosiguió indicando que pudieron ser civiles o agentes quienes adquirieron, por su lado, dichos artefactos.

El sábado 14 de noviembre, dos jóvenes (Inti Sotelo y Jack Pintado) fallecieron por varios impactos de perdigones de metal y, según la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, 23 personas fueron hospitalizadas y se registraron más de 40 desaparecidas.

Coméntanos