Radio Yaravi

Reserva de Biósfera del Manu: Turismo sostenible y promoción de productos son claves para el crecimiento

La Reserva presentó su nueva identidad a través de un modelo de gestión que promueve el desarrollo sostenible de las poblaciones locales,
No se pudo cargar

La Reserva de la Biósfera del Manu, ubicada en los departamentos de Cusco y Madre de Dios, es una de las áreas protegidas más extensas del país que, gracias a la variedad de pisos altitudinales y biodiversidad de flora y fauna, que fomenta la protección del Parque Nacional del Manu (reconocido como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO), se ha convertido en un gran atractivo para el turismo ecológico y científico.

Bajo este contexto, la Reserva presentó su nueva identidad a través de un modelo de gestión que promueve el desarrollo sostenible de las poblaciones locales, la diversidad cultural, la investigación y educación para impulsar el crecimiento económico en las comunidades que la conforman, haciéndolas reconocidas por sus productos y emprendimientos.  

Los visitantes al ingresar a la Reserva de Biósfera del Manu podrán encontrar un espacio natural altamente conservado con varios ecosistemas y culturas diferentes; además, podrán observar el caimán negro, el águila arpía y una gran diversidad de aves. También se puede realizar actividades de aventura como trekking, ciclismo, canotaje y maratón; así como visitar comunidades nativas y practicar turismo místico y científico.

Según cifras de la Reserva de Biósfera del Manu, el 2019 recibió a 20 mil visitantes, en su mayoría de nacionalidad extranjera provenientes de países como EE. UU., Alemania, Inglaterra, España, Holanda, Canadá y Chile.  Durante el 2020 e inicios del 2021, no se recibió visitantes, pero a partir del segundo semestre de este año empezaron a llegar turistas nacionales.

“Para el 2022 esperamos que la cifra de visitantes a la Reserva de Biósfera del Manu, el Parque Nacional del Manu y a la zona de amortiguamiento rodee los 10 mil, aproximadamente. Estamos trabajando con las empresas prestadoras de servicios turísticos para que trabajen alineados con los criterios de sostenibilidad y también en contar con productos turísticos accesibles para todas las personas”, señala Tula Barazorda Chipa, presidenta del Comité Distrital Kosñipata de la Reserva de Biósfera Manu.

Los pobladores reconocen que la Reserva es una oportunidad para mejorar el crecimiento económico a través de los alimentos que produce, entre los cuales destacan el café, ajíes, plátano, piña, papaya y una variedad de plantas medicinales. “El primer producto que ya dio el paso es el aguaymanto, fruto que proviene de las comunidades altoandinas de la Reserva de Biósfera del Manu y que se encuentra en los mercados locales y regionales, proximamente se estará insertando en los mercados nacionales”, añadió Américo Hurtado, presidente del Comité de Gestión del Parque Nacional del Manu.

De acuerdo con un estudio de Insight Hunting SEO, realizado por la Unidad de Investigación de Impulso Corp. para la Reserva de Biósfera del Manu, se pudo conocer que las búsquedas online sobre reservas naturales en el Perú en países de habla hispana en promedio fueron de 1 677 búsquedas mensuales durante el 2021, mientras que en los países de habla inglesa fueron de 300 y 450. Entre los países que más realizan estas búsquedas online se encuentran Argentina, Chile, España, EE. UU., Inglaterra y Canadá.

Entre las proyecciones que tienen los especialistas que trabajan en la Reserva de Biósfera del Manu destaca aquella que propone que en los próximos años todos los productores y prestadores de servicios turísticos de la zona desarrollen sus actividades alineadas a prácticas amigables con la naturaleza, fortaleciendo el turismo vivencial y el desarrollo productivo sustentable y amigable con el ambiente.

La Reserva de Biósfera del Manu recibe el apoyo de múltiples instituciones entre las que destacan los Gobiernos regionales de Cusco y Madre de Dios, Sernanp, Municipios Distritales de Fitzcarrald, Manu, Challabamba, Kosñipata y Yanatile. Además, cuenta con el acompañamiento y asesoría de la Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), implementada por la Sociedad Zoológica de Fráncfort (FZS Perú), dentro del marco del programa ProAmbiente.

“Invito a todos los peruanos a visitar la Reserva de Biósfera del Manu, ya que ahí podrán vivir experiencias únicas y conocer la diversidad de la flora y fauna del lugar; además de practicar actividades al aire libre y estar en contacto con la naturaleza. La Reserva es un destino muy reconocido internacionalmente, pero es importante que también crezca el turismo nacional en ella”, finalizó Tula Barazorda Chipa, presidenta del Comité Distrital Kosñipata de la Reserva de Biósfera Manu.

La Reserva de Biósfera del Manu está conformada por más de 50 mil personas, entre comunidades campesinas e indígenas, poblaciones colonas, pueblos originarios y poblaciones en contacto inicial y aislamiento. Para mayor información sobre la Reserva de Biósfera del Manu y el Parque Nacional del Manu puede ingresar a https://www.visitmanu.com/

Coméntanos