Radio Yaravi

Niño de 3 años muere en brazos de su madre cuando caminaban de Lima a Áncash

El pequeño padecía de cáncer y no pudo resistir el viaje a pie
No se pudo cargar

Un niño de tres años de edad es la primera víctima del éxodo que han emprendido la población de Áncash varada en la ciudad de Lima a causa de la emergencia por el COVID-19.

La madre del pequeño, Teodocia Méndez, de 38 años, inició la caminata hace cinco días para retornar a su pueblo natal luego de que no pudiese resistir a la falta de dinero y alimentación en la capital de Perú.

Hace unos meses, la madre viajó a Lima para que su hijo, quien sufría de cáncer al estómago siguiera su tratamiento en el Instituto Nacional de Salud del Niño, pero debido a la crisis sanitaria no fue posible continuar.

La mamá había pedido que internaran a su hijo en el establecimiento de salud, pero no tuvo la atención que esperaba a causa de la pandemia del nuevo coronavirus.

Teodocia y su hijo se unieron a un grupo de migrantes ancashinos que no pudo soportar el hambre y la desesperación y optó por regresar a la ciudad de Pomabamba, en el Callejón de los Conchucos, donde se encuentra su hogar habitual.

La mujer cargaba en brazos a la criatura y por tramos la ayudaban sus compañeros de viaje, sin embargo, el último jueves por la mañana, el tramo de Tunan - Huaricanga – Chasquitambo, en la provincia de Bolognesi, la salud del niño se agravó y falleció.

Recién en el pueblo de Chasquitambo, en la carretera penetración Huaraz - Pativilca, la Policía Nacional prestó ayuda a la madre de familia y la auxilió hasta el hospital de Barranca, en Lima.

Las autoridades fiscales y policiales realizan los trámites para trasladar el cadáver del infante a Pomabamba donde le esperan sus familiares para darle cristiana sepultura.

Coméntanos