Radio Yaravi

INPE: internos de varios penales del Perú confeccionaron 126 mil mascarillas

Los internos, que integran el programa Cárceles Productivas, fueron retribuidos económicamente tras fabricar este producto de bioseguridad.
No se pudo cargar

Un total de 126.275 mascarillas han sido elaboradas por los internos de 8 direcciones regionales del país. La actividad que realizaron se dio en el marco del programa Cárceles Productivas que impulsa el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Este producto de bioseguridad ha sido confeccionado bajo los estándares de calidad y salubridad. A través de un comunicado, el INPE dio a conocer que los talleres han variado su producción durante la cuarentena. Si antes elaboraban zapatos, vestimenta, objetos artísticos; ahora invierten su tiempo para elaborar mascarillas.

Respecto a los resultados, se revelaron la cantidad de mascarillas que se logró producir en distintas regiones del Perú. Por ejemplo, en los talleres del Establecimiento Penitenciario Varones Arequipa se invirtió S/ 2.734.50 de los recursos penitenciarios para hacer 5.160 barbijos de material notex.

En el proceso participaron 22 reclusos con las medidas de higiene necesarias. Los beneficiados fueron los mismos fabricantes y los trabajadores de la institución ubicada en Arequipa.

En tanto, en los penales de la región Sur Oriente Cusco se confeccionó 14.415 mascarillas. Los materiales fueron notex, polipima nylon y drill. Es preciso mencionar que sus acabados permiten su uso prolongado.

Por su parte, en los centros de reclusión de Trujillo, Pacasmayo, Tumbes y Sullana se produjeron 16.400 mascarillas. En estas locaciones, que pertenecen a la región Norte Chiclayo, se utilizó material de tela para asegurar la comodidad del usuario.

En otra latitud del Perú se confeccionaron 6.400 mascarillas de material drill de algodón. Nos referimos al penal de Puno, que invirtió S/ 6.333.60 del área de trabajo y contó con la participación de 8 internos en la producción.

Tras el pedido de una empresa privada, las féminas de los penales de Mujeres Iquitos y Pampas de Sanaguillo, en la jurisdicción de la región San Martín, produjeron 40.900 de estos productos de bioseguridad con una variedad de telas.

Los internos de los penales de Lurigancho Chosica no son ajenos a esta iniciativa colectiva, pues trabajaron en la confección de cerca de 44.000 mascarillas, a pedido de una empresa privada y el emprendimiento de ellos mismos.

Con la consigna de ayudar a sus familias en esta coyuntura adversa, los reos trabajaron en este proyecto, que no es gratis. Según el Instituto Nacional Penitenciario, los internos son retribuidos económicamente por la producción de los barbijos.

Coméntanos