Radio Yaravi

Científicos peruanos alistan una prueba molecular de bajo costo

Biólogos señalan que no requerirá hisopado, tendrá apariencia similar a los test de embarazo y los resultados se obtienen en 40 minutos.
No se pudo cargar

Cuatro laboratorios de biología molecular y celular, liderados por Edward Málaga Trillo, PhD en microbiología e inmunología, y jefe de la primera unidad de Neurobiología del Desarrollo de Latinoamérica, diseñan pruebas moleculares rápidas, portátiles y de bajo costo: los resultados se obtienen en 40 minutos y su precio sería S/ 50.

Estos científicos de las universidades peruanas Cayetano Heredia y Ciencias Aplicadas (UPC); así como de la Universidad de Stanford (EEUU), usan tecnologías existentes para implementar uno de los primeros métodos de diagnóstico en el Perú, en el cual −a diferencia del estándar− bastará solo con que la persona deposite su saliva en un pequeño tubo para obtener los resultados, reduciendo además la exposición del personal de salud.

De esta forma, ya no se requerirá introducir hisopos en las vías respiratorias, lo que, según el mismo ministro de Salud, Víctor Zamora, podría generar falsos negativos si la toma de la muestra no es adecuada. Esta es una de las principales mejoras de los investigadores, a la que se le suma la posibilidad de usar insumos propios y ya no costosos kits, para extraer el material genético viral de la muestra.

Otra diferencia, dice Málaga, es que luego de que la muestra pase por fases de preparación, amplificación y detección, los resultados se podrán obtener como en un test de embarazo: se introducirá una tira de papel en el tubo de la prueba y si aparece una segunda línea, el paciente es positivo por COVID-19.

El desarrollo del prototipo, ya en marcha, toma tres meses, por lo que estaría listo para Fiestas Patrias. Tras ello quedaría pendiente su masificación.

Biólogos Joaquín Abugattás y Edward Málaga

Pero este camino no es tan sencillo, ya que se requiere aprobaciones sanitarias frenadas, generalmente, por la burocracia. “Estamos en un ecosistema administrativo estatal que no favorece la acción rápida en investigación”, señala Málaga, quien aclara que no hay normativas que permitan el desarrollo biotecnológico en el Perú.

Ante ello, el equipo plantea una red de laboratorios externos al Instituto Nacional de Salud (INS) capaz de validar procesos, acreditar laboratorios, certificar productos y que su producción pueda darse de inmediato, dada la emergencia.

El investigador formado en Alemania, incluso, aclara que ante el limitado financiamiento público se vieron obligados a recurrir al privado y recibieron así el apoyo de Intercorp, canalizado a través de Concytec, y otras empresas como Isa Rep e ISM.

Incluso, ya hay conversaciones con 3 farmacéuticas, las cuales −por su logística e infraestructura− se encargarían de la producción. Pero nada avanzará sin la normativa. Para Málaga, estas pruebas son fundamentales. Y es que a partir de ellas se obtiene la curva de casos y se diseñan políticas públicas. Las mismas que definen nuestro futuro en la lucha contra esta pandemia.

 

 

Coméntanos