Radio Yaravi

¿Qué pasará con los estudiantes de la Universidad Garcilaso de la Vega tras la licencia denegada por Sunedu?

A través de un comunicado, la casa de estudio anunció que presentará ante la citada entidad un recurso de reconsideración “conforme lo establece la ley”.
No se pudo cargar

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria denegó el licenciamiento a la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV), además, iniciará un proceso ordenado de cese de actividades, el cual no podrá exceder de dos años, contados a partir del próximo semestre académico.

Las deficiencias detectadas comprenden principalmente que la instancia encargada de la gestión de la calidad universitaria no tenía una estructura organizacional ni personal suficiente; tampoco presentó planes de estudios para los programas declarados, y los planes que entregó fueron calificados de “inconsistentes”, además, la decisión de denegar la licencia institucional obedece a que la UIGV no ha sido capaz de demostrar ante la Sunedu el cumplimiento de ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC), indispensables para la prestación del servicio educativo de nivel universitario en el Perú.

Por ello, la casa de estudios deberá proceder de acuerdo con el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado. Este señala que el cese será progresivo, y no automático. El plazo no será mayor a de dos años; sin embargo, la casa de estudio con la licencia denegada no podrá aceptar nuevos estudiantes.

Pese a que la medida genera zozobra y temor, los universitarios deben conocer que existen garantías para que la decisión que tomen tiene un camino establecido.

En ese sentido, la Sunedu señala que la universidad en proceso de cierre deberá brindar mecanismos para que sus estudiantes no se vean afectados. Es decir, ellos podrán elegir seguir estudiando en la UIGV hasta el cese definitivo o realizar su traslado.

Dato.

  • En diciembre del 2018, la Sunedu informó a la universidad que debía presentar un plan de adecuación (PDA) a los lineamientos de la Ley Universitaria. La UIGV cumplió, pero tras analizarlo la superintendencia concluyó que las actividades y resultados proyectados en el documento no eran “pertinentes ni suficientes para levantar las observaciones”.
     
  • Cabe destacar que actualmente la UIGV tiene 16 mil 650 estudiantes, de los cuales el 60% están inscritos en programas en modalidades presenciales, mientras que el restante 40% cursa programas semipresenciales, ambos tendrán que esperar una respuesta de la casa superior de estudios para regularizar su situación académica.

Coméntanos