Radio Yaravi

¡No se detienen! Sujeto intenta quemar viva a su conviviente en Barrios Altos

Agresor la golpeó salvajemente, la arrastró y colocó cabeza de mujer sobre una hornilla. Al no conseguirlo, le arrojo agua hirviendo, lo que lesionó uno de los brazos a la nueva víctima de intento de feminicidio .
No se pudo cargar

Elizabeth Torres Pérez (41) tiene el cabello chamuscado , golpes en el rostro y una enorme quemadura en uno de sus brazos. Ella se ha convertido en la nueva víctima del horror . Su conviviente, Johan Rocca Martínez , la golpeó brutalmente, la arrastró por el piso y la llevó a la cocina para quemarla. Al no conseguirlo, le arrojó agua hirviendo y huyó.

Todo ocurrió en su casa, en la cuadra 7 del jirón Junín , en Barrios Altos , la noche del domingo. Ese día, ella y su pareja habían acudido a una fiesta, pero tuvieron una discusión. Elizabeth decidió retornar a su vivienda. Se quedó dormida en el sillón. Lo que vino después parece sacado de una película de terror.

Despertó repentinamente, debido a los golpes en la cara y en la cabeza que le daba Carlos Rocca , quien se encontraba sobre ella. El sujeto la arrastró de los pelos hasta la cocina y allí trató de quemarla.

Ella se defendió, gritó, lloró. Su atacante no mostró misericordia alguna. Más bien, la sujetó más fuerte y trató de poner su cabeza en una hornilla prendida.

“Quería quemarme la cara, pero logré voltearme y la hornilla me quemó el cabello. Le rogaba que me deje, que me soltara. Estaba como loco, me quería matar”, relató.

Como Rocca no pudo desfigurarle el rostro , la lanzó violentamente al piso. Luego, le arrojó agua hirviendo. “Lo único que hice es taparme el rostro. ‘¿Por qué haces eso?’, le decía, pero él estaba como loco”, contó la mujer a las autoridades.

SU HIJO LA SALVÓ
​ 

Si Elizabeth no está muerta o quemada –como le ocurrió a Juanita Mendoza en Cajamarca, Eyvi Ágreda Marchena en Miraflores o Marysella Pizarro Tuanama en Tarapoto– es porque alguien la ayudó: su hijo, un adolescente de 13 años, quien vio todo y se tiró encima de Rocca Martínez. Solo así la soltó.

Tras escapar de su agresor, corrió a la comisaría de San Andrés. En el camino se topó con un agente motorizado, quien la auxilió.

Mientras tanto, Carlos Rocca Martínez escapó de la vivienda que compartía con Torres, pero fue detenido al poco tiempo en el cruce de los jirones Paruro y Huallaga, en el Cercado de Lima, por el intento de feminicidio.

Elizabeth Torres Pérez es consciente de que pudo terminar como Juanita Mendoza, Eyvi Ágreda o Marysella Pizarro.

“Hoy he sido yo, mañana puede ser cualquiera”, señaló . Y no le falta razón. Porque parece que en nuestro país, en nuestra sociedad, se ha instalado un factor de repetición, producto de los últimos casos conocidos, de hombres que queman vivas a mujeres por odio.

DATOS 

  • Elizabeth Torres Pérez denunció hace un mes a su pareja, Carlos Rocca Martínez, por agresión física. Sin embargo, ella no acudió al médico legista y regresó con su agresor.
  • La Policía informó que Rocca registra antecedentes por homicidio y lesiones. También purgó condena en los penales Piedras Gordas, de Huaral y Sarita Colonia.

 

Fuente: Perú 21

Coméntanos