Radio Yaravi

Médicos son despedidos tras criticar el manejo de la pandemia en Nicaragua

El personal de salud de Nicaragua asegura que los despidos son una represalia del gobierno por denunciar el mal manejo de la emergencia sanitaria en el país.
No se pudo cargar

Al menos 11 médicos del sistema público de salud de Nicaragua fueron despedidos este martes por exigir al gobierno de Daniel Ortega medidas serias de contención contra la pandemia de COVID-19 y equipos de bioseguridad para el personal sanitario, informaron fuentes médicas.

“Entiendo que no hay una causa clara que justifique los despidos” y que se trata de “una medida de una represalia por haber tomado una posición contraria a la política del gobierno de no reconocer” la gravedad de la pandemia, afirmó el infectólogo Carlos Quant, miembro del independiente Comité Científico Multidisciplinario.

El comité fue creado a raíz de la crisis sanitaria con expertos en salud para ayudar orientar a la población ante el vacío de información que consideran ha dejado el gobierno de Ortega.

Quant, quien también fue apartado esta semana tras criticar al gobierno, atribuyó los despidos de los médicos a su apoyo al llamado a una cuarentena nacional voluntaria que hicieron recientemente más de 30 asociaciones médicas para enfrentar el virus.

El gobierno se ha negado a decretar cuarentena por considerar que tiene el virus “bajo control”, e incluso ha expuesto a la población a contagios en actividades públicas.

“Después de 15 años de servicio en el Lenin Fonseca (este despido) es sin causa justa (...) porque he sido de las personas que sí he alzado la voz y reclamado por lo que es justo”, dijo indignada Marianela Escoto, una de las profesionales afectadas, en un video difundido en redes sociales.

Las asociaciones médicas también demandaron al gobierno la aplicación de test masivos, equipos de protección para el personal de salud, y advirtieron que el aumento de casos de COVID-19 “ha provocado un colapso en el sistema de salud pública y privada”. Además, cuestionaron “la injusta política de secretismo” que mantiene el gobierno en medio de “la mayor crisis sanitaria” que vive el país.

Los despidos fueron condenados por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que en un comunicado expresó su “preocupación” por el cese laboral de “varios profesionales de la salud en medio de la grave situación por la pandemia del COVID-19 que enfrenta Nicaragua”.

Según cifras oficiales, Nicaragua registra 1.464 casos de COVID-19, entre ellos 55 muertos, desde el 18 de marzo, cuando se confirmó el primer contagio. Sin embargo, el Observatorio Ciudadano, formado por médicos y redes comunitarias, contabiliza más de 5.000 contagios y 1.015 muertes sospechosas por el nuevo coronavirus.

Coméntanos