Radio Yaravi

Arequipa: falleció segundo sacerdote víctima del COVID-19

El sacerdote Oscar Zanabria también fue director del colegio Claretiano
No se pudo cargar

El Arzobispo de Arequip, Monseños Javier del Río Alba, expresó sus condolencias por el fallecimiento del P. Oscar Zanabria Calderón, sacerdote salesiano que partió a la Casa del Padre en la noche del jueves 6 de agosto a causa del nuevo coronavirus.

Asimismo, destacó la entrega y dedicación con la que el sacerdote de nuestra Arquidiócesis sirvió a Dios y a los fieles a lo largo de sus 49 años de vida sacerdotal.

"He estado en permanente contacto con los médicos del hospital, que han hecho cuanto estaba a su alcance, y con los familiares que me han pedido que les agradezca por sus oraciones. Por favor, encomendemos a nuestro querido P. Óscar en la Misa y recemos también para que el Señor consuele a sus familiares con la certeza de la resurrección", manifestó monseñor del Río en un mensaje que compartió con el clero y las religiosas de la Arquidiócesis.

"En medio del dolor por la separación temporal de este hermano tan querido, nos consuela que fue un excelente sacerdote y que, por tanto, recibirá la recompensa prometida por Dios a los siervos buenos y fieles", dijo también el Arzobispo, a la par que informó que, antes de ser internado, el P. Zanabria recibió los santosacramentos y la indulgencia plenaria por parte del P. Marco Antonio Sandoval, capellán del Hospital de ESSALUD. 

El entierro será hoy en el cementerio Parque de la Esperanza, en estricto privado por el protocolo del COVID.

P. Oscar Zanabria nació el 29 de noviembre de 1938, en el distrito de Punta de Bombón, provincia de Islay – Arequipa. Recibió la formación sacerdotal en el Seminario Salesiano de Chosica, en Lima. Fue ordenado sacerdote el 28 de marzo de 1971 y continuó sus estudios en San Lúcar la Mayor, de Sevilla – España, en Santiago de Chile y en el Instituto Superior Pedagógico Salesiano de Chosica. Fue Magister en Teología por la Universidad de Innsbruck - Austria.

Durante largos años fue director del Colegio Claretiano, del Arzobispado de Arequipa, cuyos exalumnos lo recuerdan por su cariño y celo en la educación. Al avanzar la edad, por ciertas limitaciones a la salud solicitó a nuestro Arzobispo ser relevado de esa tarea y pasó a ser Rector del Templo del Señor del Santo Refugio, en la calle Álvarez Thomas. Los últimos años se desempeñó como Confesor en la Basílica Catedral de nuestra ciudad y colaboró en la Parroquia del Sagrario – Templo de San Agustín. Partió a los 81 años de edad.

Coméntanos