Radio Yaravi

Alumno que participó en Revolución del 50 presidió ceremonia

Una huelga estudiantil, que pretendía hacer un reclamo al Director del Colegio, se convirtió en una guerra civil
Planeta Marte

Después de 68 años, Rómulo Gonzales Paredes recuerda los hechos que marcaron la historia de Arequipa. Las arrugas de su rostro no impiden que su memoria traiga a mención el 12 de Junio de 1950, cuando la ciudad amaneció con la noticia de una huelga de escolares en el Colegio emblemático de Arequipa. El estudiantado de la "I" se declaró en huelga exigiendo mejoras materiales, cambio de métodos pedagógicos y la renuncia del director.

Este hecho se recordó hoy, en una ceremonia en el Mercado San Camilo, donde participaron alumnos, miembros de la directiva y autoridades. Ellos recorrieron las calles del cercado hasta la Plaza de Armas.

“Los pueblos que saben su historia no se equivocan. Debemos recordar aquello que marco nuestra historia. Ese día la ciudad estaba en emergencia, el ejercito quería cerrar todo, pero no se lo permitimos. Luchamos por la justicia; para que las leyes sean iguales”, dijo Gonzales.

Retrocediendo al 50. El prefecto de Arequipa, Coronel (EP) Daniel Meza Cuadra, ordenó desalojar por la fuerza a los estudiantes que habían tomado el colegio. Cuando los policías quisieron cumplir la orden, los estudiantes se organizaron dentro del plantel y rechazaron la violencia de los asaltantes con los materiales de la construcción del internado que se llevaba a cabo dentro del plantel.

La noticia de la carga policial corrió como un reguero de pólvora por la ciudad en el sentido que se estaba masacrando a los niños y en muchos casos a sus hijos. Cuando los padres acudieron al plantel para defenderlos, la policía, con torpeza inaudita, los tomó como rehenes para forzar a los estudiantes a dejar el colegio.

Ante esta absurda torpeza, los trabajadores abandonaron las fábricas, los artesanos sus talleres, se cerraron los negocios, se paralizó el transporte y la gente se constituyó en los alrededores del plantel rodeando al destacamento policial. Se liberó a los rehenes y los estudiantes sublevados salieron del local en acto que consideraron su victoria y la derrota policial.

Coméntanos